Historia

2 de Febrero en Navamorales: La Candelaria

El día 2 de Febrero en Navamorales se celebrababa la fiesta de La Candelaria. Es una festividad católica que recuerda la presentación de Jesús en el templo. Pero fue una festa que originalmente se ubicaba el 14 de Febrero (el día del mártir Valentín) y que  sustituyó a una fiesta pagana mucho más antigua desde el siglo V d.C.: Las Lupercales.

 

Las Lupercales o Lupercalia  eran unas fiestas de la antigua Roma que se celebrabran el 15 de Febrero en honor del Fauno Luperco y cuyo nombre viene de lupus (lobo) y de hircus (macho cabrío). En su origen se escogía a varios adolescentes que sobrevivivían de la caza y del bosque durante el paso a la edad adulta, en los rituales de  paso a la vida adulta de aquella época. En  ese tiempo que sobrevivían en el bosque se comportaban como “lobos humanos” y de entre ellos se escogía a un cuerpo especial de sacerdotes para este sacrificio:  los lupercos o  luperci, los “amigos de los lobos”. El día dicho se reunían en la gruta del Lupercal, en  Roma y sacrificaban y perro y un macho cabrío bajo una higuera sagrada. Eran unas fiestas de purificación y fertilidad.

 

Aunque todo esto se aleje un poco en el tiempo de nosotros, es el origen de la colocación posterior sobre esta fiesta de la fiesta cristiana de La Candelaria. En el caso de Navamorales, la candelaria tiene algo particular.

Ese día se sacaba en procesión a la Virgen y sobre sus andas se colocaba una vela y una gallina.

candelaria-2febrero

Pero ¿por qué hacían esto? La Candelaria  era en muchos sitios de Europa y España el equivalente al día de la marmota Phil en Estados Unidos que muchos conoceréis por la película de Bill Murray.

 

Las marmotas son animales que hibernan. La  tradición dice que si al salir de su madriguera la marmota Phil ve su sombra, es decir, hace un día despejado,quedan al menos seis semanas de invierno.

Tanto la fiesta de la marmota como la de las Candelas o las Candelarias se celebran exactamente a la mitad del invierno, entre el solsticio de invierno del 21 de Diciembre y el equinoccio de Primavera del 21 de Marzo.

El refranero español dice que “Si por la candelaria plora [llueve], ya está el invierno fora” o “Más vale ver al lobo entre las ovejas que el sol el día de Candelas.” En muchos sitios también se bendecían velas para conmemorar esta fecha tan señalada para los agricultores. Las velas se guardaban en las casas para alejar los malos espíritus y las tormentas, que podían dañar las cosechas.

Era una forma en que se intentaba determinar cómo de largo iba a ser aún el invierno y ver si había llegado la hora de sembrar los campos una vez pasada la parte más dura del invierno.

Los pizarreños creían que si la vela se apagaba ( es decir, seguramente porque hacía día ventoso o lluvioso)  eso quería decir que se había acabado o  que ya había pasado lo más duro del invierno.  Si en cambio volvía a la Iglesia encendida ( y había hecho un día tranquilo y soleado) se podía esperar aún una segunda mitad del invierno dura. ¿Qué habría pasado este año?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*